Tabla De Parametros De Signos Vitales

La tecnología juega un papel crucial en la recogida y análisis de signos vitales como parte de las tablas de signos vitales. Los dispositivos médicos avanzados, como los monitores de signos vitales, pueden medir y registrar con precisión variables como la presión arterial, la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y la saturación de oxígeno en sangre.

Estos dispositivos nos permiten recopilar datos continuamente en tiempo real, lo que permite una detección más temprana de cambios en los signos vitales y decisiones médicas más precisas. La tecnología también ha permitido el desarrollo de aplicaciones y software especializados que pueden almacenar y analizar de manera eficiente los datos recopilados.

¿Cuál es la presión arterial normal para una persona de

74 años?

Hipertensión en las personas mayores La principal causa de muerte en los países desarrollados es la enfermedad cardiovascular, y la hipertensión (HTA) es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente y, por tanto, el mayor determinante. A medida que la población sigue envejeciendo y alcanza edades extremas, es necesario tener en cuenta la evidencia disponible sobre el diagnóstico, la evaluación y el tratamiento de los pacientes ancianos con hipertensión. El documento “Hypertension in the Elderly”, publicado en 2011 por la American Heart Association, proporciona una descripción detallada de la evidencia disponible para responder preguntas específicas y ofrece recomendaciones para posiciones sobre cuestiones que siguen sin resolverse en la comunidad científica. Fecha. Evidencia disponible. Criterios de evaluación: De acuerdo con los deseos expresos del comité directivo de la revista, la preparación de este artículo se basó, entre otras cosas, en una evaluación crítica de un reciente documento de consenso de ACC/AHA. 1, Introducción Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en los países desarrollados. La hipertensión arterial (HTA) es el factor de riesgo cardiovascular más prevalente y por tanto juega un papel importante en esta mortalidad. Las poblaciones de los países desarrollados están atravesando un proceso de envejecimiento paulatino, y dado que la prevalencia de hipertensión aumenta con la edad, el tratamiento adecuado de esta patología es crucial en poblaciones de edad avanzada o muy anciana1,2, que siguen siendo la base del diagnóstico y tratamiento de la HTA. . Las recomendaciones (incluidas las directrices de la Sociedad Europea de Hipertensión y Cardiología de 2007, JNC

7) 3,4 generalmente no varían en sus consejos sobre el inicio del tratamiento y la presión arterial (PA), y tenemos una pequeña sección de la población de mayor edad dedicada. Estos son objetivos que deben alcanzarse en comparación con los objetivos de los más jóvenes. Sin embargo, los hallazgos recientes de importantes ensayos clínicos en personas mayores han llevado a las principales sociedades científicas a revisar las pautas y recomendaciones para el tratamiento de pacientes ancianos con hipertensión. Por ello, en 2009, la Sociedad Europea de Cardiología Hipertensiva, que revisó las recomendaciones publicadas en 2007, ya incluyó algunos aspectos nuevos para el tratamiento de la hipertensión en esta población. Y este año, en 2011, el ACC/AHA (en colaboración con otras sociedades científicas americanas y europeas) publicó un documento que se centró en la Directriz 1 (de alguna manera todavía basado en la opinión de expertos más que en evidencia científica). Tratamiento de la HTA en pacientes de edad avanzada. ¿Por dónde empezamos? En 2009, las principales guías para el tratamiento de la hipertensión 3,4 fijaron un objetivo de presión arterial inferior a 140/90 mmHg en la población general, que era aún más estricto en algunas poblaciones (Tabla 1). Edad del paciente. Una actualización de las directrices de la Sociedad Europea de Hipertensión Arterial publicada en mayo de 2009 introdujo dos nuevos aspectos con respecto al momento de inicio de la farmacoterapia y los objetivos de presión arterial que deben alcanzarse en pacientes mayores. No se consideró el inicio tardío del tratamiento antihipertensivo en pacientes de edad avanzada en comparación con la población general, aunque la evidencia científica disponible hasta ese momento sugería que ningún estudio apoyaba el inicio del tratamiento en pacientes de edad avanzada con: HTA grado 1 (en todos los estudios incluyendo pacientes de edad avanzada) . Para las personas de 65 años o más, la presión arterial sistólica mínima a la que se inició el tratamiento fue de al menos 160 mmHg. Actualmente existe un debate sobre si es apropiado mantener una presión arterial objetivo de 140/90 mmHg, como en la población general. Como se muestra en la Figura 1, la realidad es que ningún estudio ha demostrado un beneficio clínico al reducir la presión arterial por debajo de este objetivo en personas mayores. Una revisión exhaustiva inédita sobre el tratamiento y manejo de la hipertensión en personas mayores, publicada por la AHA en 2011, es una herramienta valiosa para recopilar evidencia clínica (principalmente del estudio HYVET)6 y recomendaciones de expertos sobre aspectos que aún se desconocen. Resuelto mediante ensayos clínicos. El objetivo de esta revisión es comentar los aspectos más importantes e innovadores contenidos en el documento de consenso de la AHA sobre el tratamiento de la hipertensión en el anciano. Según el documento, los pacientes geriátricos son personas de 65 años o más. Sin embargo, reconocemos que puede haber diferencias clínica y fisiológicamente relevantes entre “adultos mayores jóvenes” (65 a

74 años), “adultos mayores” (75 a 84 años) y “muy mayores” (≥85 años). Además, dado que la población mayor es muy heterogénea, algunos octogenarios son plenamente activos y hay que tener en cuenta su autonomía y vitalidad. En cuanto al objetivo de control de la PAS, sólo se consideran dos grupos de edad: 65 a

79 años y 80 años y más. Epidemiología y fisiopatología de la hipertensión arterial en los ancianos Debido a que la prevalencia de HTA aumenta progresivamente con la edad, la mayoría de los adultos mayores en los Estados Unidos padecen hipertensión (la prevalencia es aproximadamente del 80 % en mujeres de

75 años o más y aproximadamente del

70 % en hombres). . ).

7. Las estimaciones de crecimiento demográfico muestran que se espera que la proporción de la población estadounidense de 65 años o más aumente aproximadamente un 80% para 2030 en comparación con los niveles actuales. ¿Cuáles son los costos económicos del tratamiento y atención?

7. La rigidez de las paredes arteriales aumenta con el tiempo, lo que provoca un aumento de la PAS, mientras que la presión arterial diastólica (PAD) permanece estable o incluso disminuye. aumenta hasta la edad media de 8 años. Esto conduce a una mayor presión del pulso (PAS – PAD), lo que significa una mayor prevalencia de hipertensión sistólica aislada en pacientes de mayor edad. Y aunque hay una serie de estudios que relacionan la PAS con la frecuencia de eventos cardiovasculares, y aunque se sabe que el tratamiento de la PAS reduce el riesgo cardiovascular en adultos mayores, también hay estudios que vinculan una asociación bimodal entre la PAD y la evidencia de riesgo cardiovascular en adultos mayores. . , el riesgo también aumenta cuando el valor de la PAD supera los 90 mmHg, como se muestra en la Figura 9. Hipertensión arterial secundaria en ancianos Aunque la sospecha de hipertensión secundaria está aumentando en pacientes más jóvenes, es importante considerar su aparición muy tardía. También debe aumentarse el potencial de efectos secundarios de la HTA. Este artículo identifica las principales causas de la hipertensión secundaria en las personas mayores, describe detalladamente su prevalencia, su relación con la presión arterial y las diferencias de actitudes que toda persona debe conocer. Las razones principales son: En comparación con los adultos jóvenes con estenosis de la arteria renal, no se destacan las diferencias en los métodos de diagnóstico y tratamiento. Aunque la incidencia aumenta con la edad (hasta el 87% de los casos se han descrito en personas mayores de

75 años), hay poca evidencia de la eficacia del cribado y el tratamiento porque la importancia funcional de la estenosis es incierta. Según el estudio ASTRAL 10, la prevalencia de apnea obstructiva del sueño (AOS) en adultos con hipertensión es de hasta el 30%, duplicándose cada década con cada año adicional de vida y duplicándose en menores de 60 años. Está claro que va en aumento. La conexión de esta patología con la hipertensión sistólica-diastólica no se observa en pacientes de edad avanzada. Por lo tanto, los adultos mayores con SAOS parecen ser menos propensos a desarrollar HTA secundaria que los pacientes más jóvenes,12 el hiperaldosteronismo es mucho menos común que los pacientes más jóvenes,13 y la lateralización de la aldosterona (lateralización de la aldosterona) en presencia de adenomas que en los pacientes más jóvenes. La lateralización de aldosterona se recomienda sólo cuando se demuestra que la secreción se produce mediante cateterismo de la vena suprarrenal. En el resto de casos se realiza tratamiento con antagonistas de la aldosterona. Cambios en la tiroides Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden provocar hipertensión arterial. La relación entre el hipotiroidismo subclínico14,15 y el hipertiroidismo16,17 (la prevalencia aumenta con la edad) y la presión arterial no está clara.

  • Los hábitos de vida y los medicamentos que afectan la presión arterial merecen una mención especial, y las características de las personas mayores están bien documentadas en la literatura.
  • Tabaco
  • El tabaco aumenta la PAS 18, especialmente en personas mayores de 60 años.
  • Alcohol

Escala de calificación de flebitis visual de Maddox

Maddox, HE, et al. (1977). Este es un dispositivo de evaluación de flebitis que se utiliza para evaluar la eficacia clínica de los antitrombóticos. Revista estadounidense de farmacia hospitalaria, 34(11), 1285-1289. Barruel, J. et al. (2014). Escalas de calificación de flebitis: una revisión sistemática. Revista de Enfermería Avanzada,

70(12), 2820-2832.

Rango de frecuencia cardíaca

Edad del grupo Frecuencia cardíaca por minuto Recién nacido – 6 semanas 120-140 Bebé

7 semanas – 1 año 100-130 Niño de secundaria 1-2 años 100-120 Escolar 100- 120 Escolar 3002 – 160 10 0 Jóvenes 1 3 – 16 años

70 -80 Adultos 16 años y más 60-80 Rango de frecuencia cardíaca normal según edad

*Medición de la temperatura corporal, que es un signo vital, y su impacto de la fiebre en la salud, sobre el cual escribí esta publicación: Creo que será muy útil si le echas un vistazo.

¿Cuáles son los signos vitales típicos?

Los signos vitales reflejan las funciones básicas del cuerpo, incluida la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria, la temperatura corporal y la presión arterial. Su médico puede medir o controlar sus signos vitales para evaluar su rendimiento físico.

Presión arterial: 90/60 mmHg a 120/80 mmHg Respiración: 12 a 18 respiraciones por minuto Pulso: 60 a 100 respiraciones por minuto Temperatura corporal: 36,5 °C a 37,3 (97,8 °F hasta 99,1 ° F); Promedio 37 °C